Ribera Baja se sitúa en el valle del río Bayas que cruza la comarca antes de ofrecer sus aguas al Ebro. Su orografía es suave, destacando pequeños cerros como CampasQuintanilla y Montería. Mantiene el hábitat característico de los valles alaveses de pequeños núcleos de población dispersos.

Sus gentes se han dedicado tradicionalmente al campo, aunque se han sabido adaptar como en pocos sitios al cambio industrial de la zona. Han conjugado las dos actividades, compensando la pérdida de mano de obra en el campo, con la racionalización y mecanización del mismo. Al mismo tiempo, el polígono industrial ha acogido a variadas empresas.

Su capital se encuentra en Rivabellosa. Históricamente amanece en el año 1095, cuando Alfonso VI concede el fuero a Miranda de Ebro. Si bien, Rivabellosa alcanza su renombre en 1463, año en que se aprobaron las Ordenanzas de la Hermandad Alavesa que regularon la vida civil, jurídica y penal por las que se ha gobernado a la provincia de Álava durante siglos.

Formó, junto con Ribera alta la Hermandad de la Ribera, perteneciendo al señorío del conde de Haro.

Las cookies permiten mejorar tu navegación. Al usar nuestros servicios aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información

Los ajustes de esta página web están establecidos para permitir cookies para darte la mejor experiencia de navegación posible. Si continuas navegando en esta pagina sin cambiar los ajustes de las cookies o haces clic en Aceptar estas dando tu consentimiento.

Cerrar